EL COVID19 NO SE IRÁ SOLO

En marzo de 2020 comparábamos la infección por covid19 con la gripe. Mirando hacia atrás es evidente que nos equivocábamos mucho.

La gripe, como decimos los médicos, es el más grave de los 1000 resfriados que hay. Entendemos por resfriado una infección vírica respiratoria.

El covid19 no entra en esa categoría, se trata de una infección que entra por las mismas vías que los resfriados pero no es uno de ellos. Se trata de una infección sistémica, que no afecta solamente a las vías respiratorias sino a todo el cuerpo humano. Tiene una contagiosidad mucho mayor, más del doble de mortalidad y algo de lo que se habla menos, deja bastantes secuelas en un buen porcentaje de casos. Eso son invalideces hablando clarito.

Hace tiempo que estamos en estado de pandemia, lo que es una epidemia en el mundo entero. El virus no es estacional y mientras se hace prevención de ella lo conseguido es que casi desaparezcan el resto de enfermedades transmitidas por vía respiratoria (gripe, bronquiolitis, resfriados, etc.) pero la pandemia siga en aumento.

Hay 2 realidades, una la contada y pensada por la población, otra la verdadera entidad de lo que está sucediendo.

Las cifras que dan las autoridades son de pruebas positivas (sean PCR, test de antígenos o cualquier otra), los ingresos hospitalarios y muertos ídem, de positivos. Pero quien enferma grave puede tener positivas esas pruebas, negativizarlas después al desaparecer el virus de su cuerpo y continuar muy enfermo meses e incluso morir. Al no tener ya el virus, me temo que ya no se le cuente en las estadísticas.

Tampoco se hacen test masivos, con lo que muchos infectados, que tienen la suerte de no tener síntomas, si no se hacen una prueba no son contados tampoco.

Los hospitales tienen, en estado normal, un número de camas y de camas de UCI determinado y el personal sanitario justo para esa capacidad. Yo hice el MIR en un hospital de 800 camas.

Es chocante que nos hablen de, por ejemplo, 40% de ocupación de UCI en un hospital cuando normalmente tiene 30 camas en la UCI y se han habilitado 80 camas aprovechando quirófanos, gimnasios, hasta carpas. La realidad entonces es que si hay 30 enfermos de covid es el 100% y si además se han habilitado más camas se está subiendo del 100% hasta a veces más del 200%.

¿Porqué he dicho que es una enfermedad sistémica y no sólo respiratoria? Ya casi al principio de la pandemia se hicieron autopistas en Alemania e Italia y encontraron virus en todos los órganos que estudiaron, hasta en el cerebro, que es el lugar del cuerpo donde más difícil es entrar. Este virus atraviesa la barrera hematoencefálica, cosa que no hacen la mayoría.

Produce bronconeumonía que es la infección difusa por todos los 2 pulmones (las neumonías «normales» afectan a una zona de un pulmón), además hace una reacción inflamatoria muy grande y también aumenta la formación de trombos, tapones de sangre coagulada, que se dispara y no cesa cuando el virus se va y las pruebas del enfermo ya dicen que no contagia porque sus defensas pudieron con el virus, pero a costa de disparar una reacción corporal que ataca ya al propio cuerpo.

Los enfermos en las UCI se ahogan, no exagero, con los máximos cuidados (pronación, respiradores…).

La estancia media en el hospital es de más de un mes. El otro día salía del hospital un médico que por este virus ha estado ingresado 9 meses. No ha tenido el virus en su cuerpo 9 meses, evidentemente, estaréis de acuerdo. Salía en una silla de ruedas. No lo sé pero no creo que no tenga muchas secuelas y no pueda volver a su trabajo, casi imposible ser el de antes.

Nuestros sanitarios son grandes profesionales

El covid19 produce fibrosis pulmonar, ictus, enfermedad coronaria, insuficiencia renal, tener que volver a aprender a andar, fatiga crónica, secuelas neurológicas y psiquiátricas varias, todo lo que podáis imaginar.

Un caso de una mujer que tuvo como único síntoma disfonía (alteración de la voz) 6 meses después seguía con la misma disfonía.

Mueren personas jóvenes y que eran deportistas sanos, no solamente ancianos de residencias, como creen algunos. No es que un abuelo se muera de cualquier cosa, es que esto es una bomba y como una lotería lo pasas sin ni un síntoma o te mueres o te quedas con secuelas, seas quien seas y no sabes qué te puede ocurrir basándote en tu estado previo. Puedes tener 100 años con achaques y sobrevivir sin secuelas… o tener 30 y morirte aunque eras el más fuerte del gimnasio.

Si hay carpas en hospitales, camas en los pasillos de urgencias, listas de espera quirúrgicas paradas, miles de sanitarios infectados y muchos muertos por su trabajo, el sistema sanitario ya ha superado su capacidad.

Ni en la puerta de un Centro de Salud ni en la de un Hospital se puede colgar el cartel de PROHIBIDO ENFERMAR DE CUALQUIER COSA pero tenemos que hacer lo posible por disminuir esa realidad, no las estadísticas, lo que está pasando de verdad.

Menos exigir a las autoridades que tomen medidas y mas ser responsable cada cual por uno mismo. Tenemos tecnología de sobra para no ver a la gente en persona y sí a través de teléfonos, porque ahora toca seguir haciendo la misma prevención unos y mejorarla otros. Saberla la sabemos todos.

Yo llevo confinada ni recuerdo cuanto, saliendo con mi mascarilla N95 a la farmacia y poco más imprescindible, comprando online, sin pisar un bar, sin reunirme más que con convivientes, sin ir a mis clases de música ni a mi deporte porque escapaba de los grupos de personas. Ahora aquí ya lo han prohibido, yo me lo prohibí y me autoconfiné para no sé cuantos meses, depende del comportamiento del resto de ciudadanos.

En estos momentos el dueño del mundo es un virus. Cuanta más gente lo pille más oportunidad de hacer mutaciones tendrá y de ganar esta guerra.

Se aprovecha de las debilidades: los que necesitan fiestas, los que hacen reuniones familiares o de amigos, los que no quieren usar bien la mascarilla, los que no guardan distancias grandes, los negacionistas, los extremistas que piden libertad para infectarnos a los demás.

No seamos débiles, podemos estar en casa y solos o con nuestros convivientes, podemos comunicarnos tecnológicamente con los demás, podemos hacer lo preciso que es ir a trabajar y volver, dejar las calles vacías y cada cual en su casa.

La economía no va a mejorar hasta que termine lo que la derribó y fue el covid19. El tiempo sin actuar empeora todo, la salud y la economía. La medida más eficaz que existe es el confinamiento estricto de la población, como el que se hizo en 2020. Las demás medidas no está claro.

Hay reinfectados 4 meses después de curarse y no es infrecuente. Así que con o sin vacuna, con o sin haber pasado la enfermedad, hay que hacer lo mismo. De nosotros depende que esto vaya a mejor o que no tenga un techo de casos y… si no me gusta acordarme de la gripe de 1918, menos me gusta acordarme de la peste en la Edad Media.

¿No hemos mejorado como personas desde esas pandemias? ¿Si no lo hemos hecho nos consideramos animales racionales? ¿En serio?

Anuncio publicitario

ACRÓSTICO DEL CONFINAMIENTO

Leyendo un acróstico en el blog amigo de Pipo Bunorrotri, se me ha ocurrido intentar hacer uno por primera vez. No tiene intención poética, es sólo un juego de palabras para expresar la forma nueva de vivir que hemos descubierto por obligación.

No deja de ser paradójico que la vida de los humanos del planeta esté gobernada por un microscópico compuesto orgánico que ni siquiera se puede considerar ser vivo. La ciencia lo llama virus. También es paradójico que seres humanos susceptibles a la enfermedad antepongan la economía, el dinero, a la salud siendo evidente que lo menos lesivo para esa economía es acabar lo antes posible con la causa de su caída, el virus.

Mis condolencias a todos los familiares y amigos de los fallecidos en el mundo a manos del COVID19. Descansen en paz.

Una calle vacía en estos días. León (España)

Cuando una plaga se extendía en China

Observábamos cómo deslavazaba a las personas.

Nosotros seguíamos sin preocupacion ninguna

Fluyendo en nuestras vidas, como de costumbre.

Imaginamos lo lejos del gran país mil millonario,

Normalizar lo malo se nos da bastante bien para eso.

A veces no advertimos los peligros aún viéndolos,

Miramos a otro lado y seguimos pululando en las calles.

Italia lo vio correr en sus pulmones como la pólvora,

España recibió después al triste e implacable visitante.

Nadie en el mundo se libra, sin sufrir, del monstruo

Tan fuerte y tan inerte, este que nos deja atados,

Ocultos en las casas para intentar no encontrarlo.

EL PLANETA ESTÁ ENFERMO: PANDEMIA COVID19 Y MAS

Una tercera parte de la población del mundo está confinada en sus casas hoy. Parece increíble.

Uno de los buenos resultados es la drástica disminución de la contaminación. Parece que Dios, Yavé, Jehova, Ala, Olodumare, el cosmos, el planeta, la naturaleza, el orden universal… como cada cual quiera llamar a lo que está por encima de las prepotentes hormiguitas que somos, ha dicho BASTA YA.

Hay más cosas que COVID19 diciéndonos, si queremos oírlo, que tenemos que cambiar de forma de vida: el clima nos está dando DANA tras DANA, no como antes. El cambio climático por el calentamiento global están ahí.

No es el fin del mundo, es la transformación a otra forma de mundo y, como toda transformación o metamorfosis, produce dolor. Las crisis son oportunidades de cambio, evolución, que dejan mucho daño en el camino.

Se tiene que imponer la solidaridad entre todos, ricos, clase media o pobres, por encima del beneficio económico particular y también la solidaridad con el resto de especies, con nuestro planeta.

La economía capitalista no puede absorber estos cambios. Depende de si se inyecta dinero estatal o de la Unión Europea o no, para subir o bajar las bolsas, aunque temporalmente. El dinero, dueño del mundo, se está replegando y algunos ricos toman iniciativas solidarias por sí mismos (por motivo publicitario o cualquier otro). Los estados se resisten a tomar medidas con estos adinerados, que por mucho dinero que pierdan, van a seguir teniendo a montones y, por perder un poco más, no les pasa nada. Pero las medidas han de ser globales, planetarias, para que la picaresca no les deje lugares donde esconderse o hacer fraudes.

Hace falta un cambio de sistema económico.

COVID19 es una más de las epidemias (SIDA, SARS, gripe A, etc.) de nuestro tiempo y no será la última. Ya sea salida de algún laboratorio o transmitida por un murciélago salvaje, significa lo mismo: Nos hemos pasado haciendo las cosas mal y si escupes al cielo te cae en la cara.

Hay que cambiar de prioridades y valores, de forma social. Unas personas podrán, tendrán la oportunidad de poder. Otras se quedarán por el camino (aunque hubieran podido adaptarse) o serán inadaptados: acaparadores egoístas, saqueadores, asesinos como quienes se saltan cuarentenas…

LA GENTE BUENA VA A TENER MAS VALOR EN LA SOCIEDAD A PARTIR DE AHORA.

Vamos a hacer puntualizaciones sobre la pandemia de COVID19 que tenemos encima:

Primero expresar mi más sentido pésame a quienes sufren y sufrirán por esto, con su salud, su vida o la de sus allegados.

No hagáis caso de irresponsables que no quieren verla o la minimizan. Es una situación grave. Y sino fijaos en las cifras de muertos que se dan y las de enfermos dados de alta. Eso se debe a que es una enfermedad que dura mucho tiempo y la contagiosidad es desde el período de incubación (puede ser hasta casi 2 semanas) sin síntomas hasta después de estar bien y negatividar las pruebas (a veces es hasta 2 semanas después).

A diferencia de la gripe se ha visto que es más agresiva contra los alvéolos pulmonares (donde pasa el oxígeno del aire a la sangre) y por eso produce más ahogo, con la necesidad mucho mayor de ingresos en UCI y con respiradores en algunos casos.

No me canso de decir en todas partes que el coronavirus no tiene capacidad para moverse por sí mismo. Lo movemos las personas al respirar, toser, hablar porque echamos pequeñas gotitas de saliva en las que está. Cae sobre las superficies y no puede entrar por la piel, sí por las mucosas de la boca, nariz, ojos. Por eso nos aconsejan guardar más de 1m de distancia (hasta 1 metro llega en esas gotitas antes de caer) y lavarnos las manos, ya que si nos tocamos la cara nos puede contagiar.
Esa es la gran ventaja, que no se mueve y si nos quedamos en casa esos virus acaban muriendo sin infectar.
El enemigo no lo vemos en esta guerra pero sabemos cómo protegernos de él.

Cuando salgamos de casa a lo preciso estemos fuera el menos tiempo que se pueda y usemos la mano izquierda, si somos diestros, para tocar todo lo de fuera. Por estadística se sabe que nos tocamos la cara con la mano dominante mucho más. El virus no tiene que ir a nuestra cara para no acercarlo a las mucosas. Repito que somos nosotros quienes lo movemos por el aire o las superficies incluida nuestra piel, una barrera eficaz.


Los sanitarios, fuerzas de seguridad, personal de tiendas de alimentación, todos los que se ven obligados a trabajar y no disponen de medidas preventivas muchas veces son quienes tienen peligro mayor.

Es inhumano obligar a trabajar a alguien que se mueve cerca de estos enfermos (todo el personal de los centros de salud, de los hospitales, ambulancias y servicios funerarios) sin tener para ellos mascarillas filtrantes de al menos 95%, protección ocular, batas impermeables que se cierren totalmente en la espalda, guantes, etc.

Una cosa es ser sanitario y tener ganas como tal de atender, cuidar a las personas y otra exponerse más de lo que marca la OMS. Aceptan ir menos protegidos porque su vocación de servicio a los demás les haría sentirse como egoístas, sin serlo en absoluto, y perderían su empleo.

Hay un peligro de contagio inherente a las profesiones sanitarias pero en el mínimo posible, no más de eso. No quiero que quien me atienda en mis problemas de salud de ahora tenga que ser un héroe como no quería ser una heroína cuando trabajaba para la salud de los demás. Quería calidad en el trabajo y la protección adecuada para cuidar bien a las personas. Y algún EPI (equipo de protección individual) recibí hace muchos años ya, sin esta presión asistencial tan grande de ahora (sin escusas) que, al verlo, me hacía reír por no llorar. Aquella antigua sangre no llegó al río, pero ahora ya hay más de 5.000 sanitarios infectados.

Aquellos EPI los enviaba otro partido político diferente al que gobierna ahora, no va esto ni de colores ni banderas ni otra cosa que no sea lo de siempre: Va de dinero, el maldito dinero del demonio.


Todos los países del mundo están como locos comprando material para enfrentarse al virus y no hay para todos.
Es como lo del papel higiénico pero con respiradores, mascarillas, batas, guantes, test diagnósticos… mucho egoísmo que cambiar.

El egoísmo lleva a la destrucción, la solidaridad a la solución.


Si salís al balcón a cantar o hablar o aplaudir tomad cuidado de estar a más de 1m de la barandilla o les estaréis echando esas gotitas posiblemente infectadas a los vecinos de abajo si están asomados.


Si lo hacemos bien todos, serán menos los enfermos, muertos y los que queden con secuelas.

Tenemos que comportarnos con el supuesto de que podemos tener nosotros el virus y no debemos contagiarlo porque eso nos hará cumplir bien el confinamiento y las medidas. Además es mucho más agradable portarse bien con el objetivo de cuidar a otros que con el de cuidarnos nosotros. El altruismo da mucho más bienestar que el egoísmo.


#QUEDATEENCASA y esta guerra la ganaremos. Cuanto más rápido se gane menos daños económicos también, que tenemos que seguir viviendo y comemos a diario.

La vida siempre se abre nuevos caminos y os mostraré una bella fotografía que lo demuestra

Esta flor nació ayer en una roca artificial de la casa de una amistad

COVID-19. DEMASIADOS ERRORES EN UNA PANDEMIA

3 GRANDES ERRORES EN EL MANEJO DE LA PANDEMIA DE COVID19 EN ESPAÑA:

  1. El Ministerio de Sanidad indica no realizar las pruebas diágnosticas a pacientes que presenten síntomas leves.
  2. Protocolos con deficiencias en la protección del personal sanitario.
  3. No cierre de industrias, explotaciones y construcción que no sean de extrema necesidad.

El estado de alarma necesita esas medidas. El método chino de tests diagnósticos masivos e ingreso de todos los positivos en el test ha funcionado.
Atajar la pandemia es lo más eficaz para disminuir el impacto en la economía.

La OMS recomienda mascarillas FILTRANTES de al menos el 95%, no las quirúrgicas por insuficientes en protección frente al COVID-19. En cambio el Ministerio de Sanidad habla de ¡mascarillas quirúrgicas!, lo cual expone a contagio a los profesionales sanitarios.
Os pongo la copia del protocolo del ministerio.

Copia del protocolo del Ministerio de Sanidad

Los EPI llevan mascarilla quirúrgica, la que no sirve

¿Qué es un EPI?

La OMS recomienda el test de coronavirus a todos los sospechosos y contactos de infectados. Ni siquiera se está haciendo a todo el personal sanitario.

Actualmente no se hace si los síntomas son leves. Solamente en enfermos graves… y políticos porque si hay tantos positivos es porque sí lo tienen disponible.

A los sanitarios aunque sean contactos de enfermos en estos momentos si no tienen síntomas no se les hace el test y a seguir trabajando.

Las cifras de infectados no son reales como podéis entender, por eso se está viendo subir la mortalidad pero no es real. Se sabe ya bastante del comportamiento del virus y la mortalidad es más o menos del 3%.

Como algunos ya habíamos pensado en calcular que si es mayor podías ver la cifra que dan de infectados oficial, dividir entre 3 y multiplicar lo que saliera por el % de mortalidad que dijeran… ya no se están haciendo las detecciones en todos los fallecimientos respiratorios. El sistema sanitario no es lo que fue hace unos cuantos años. Y nos quedamos sin saber nada porque la cifra de mortalidad tampoco es fiable.

Por ejemplo: yo hice la cuenta cuando había unos 11.500 infectados y una mortalidad del 4%. Me salían 3.800 posibles infectados mas de los que nos decían, no diagnosticados y que podían ese día estar yendo a trabajar a una industria o ser un vecino nuestro.

Hay otra forma de calcular la realidad y es saber que el 80% de los infectados tienen síntomas leves o ninguno, no se les hace test de coronavirus. Ese dato también se sabe ya así que si a la cifra de infectados, restando los ya curados, le calculamos el 80% a día de hoy con casi 12.000 casos oficiales correspondería añadir aproximadamente 10.000 infectados sin el test hecho y posiblemente yendo a trabajar o siendo nuestros vecinos de edificio.

Al Dr. Jesus Candel, más conocido como Spiriman, le ha suspendido 1 mes el Colegio de Médicos de Granada por ofender a otros médicos. Tiene la costumbre de decir lo que piensa y ahora la verdad de lo que está sucediendo. Sí, se equivocó al decir que era un virus de pacotilla. Yo también me equivoqué porque creí que confinando la Comunidad de Madrid se podían celebrar las Fallas de Valencia y aplazar las ha sido lo correcto. Ahora veremos una campaña de difamación contra él, que luchó por mejorar la sanidad pública en la época que gobernaba Andalucía el PSOE y ahora lo hace con el gobierno actual de PP y C’s.

Los que dicen lo que piensan y son incómodos se enfrentan al poder y les ocurre esto.

Nos enseñan que Italia está totalmente desbordada y aquí maquillan las cifras no haciendo pruebas para que no se vea lo que ya se empezaba a ver o por no decir que no tienen medios suficientes ni forma de conseguirlos:

Vamos más rápido que Italia iba hace poco.

Somos el país del mundo (al menos del occidental) donde más rápido se extiende la pandemia en estos momentos.

Los Colegios de Médicos están de acuerdo con los protocolos del ministerio, sí, esos de las mascarillas quirúrgicas. Sin palabras.

Mi opinión es que si no se tienen medios se dice y nos hacemos a la idea de que se nos estaba desmantelando la sanidad pública hasta hace poco. Si no tienen bastantes tests, si no tienen bastantes mascarillas adecuadas, se dice. Pero los protocolos tienen que ser los de la OMS en España, China o el Congo. Y si no se pueden seguir SE DICE.

Los sanitarios nos piden que firmemos contándonos la verdad de cómo están trabajando sin la protección adecuada y es urgente Firma por quienes luchan por salvar nuestras vidas

En estos casos y sobre todo las personas de riesgo que son quienes preocupan mas (están muriendo muchos sin tests siquiera) junto con sanitarios y demás personal de primera línea ante esta epidemia: «Que Dios nos pille confesados»

Si eso no nos hace seguir el #quedateencasa nada puede hacerlo. Tenemos que cuidarnos por solidaridad con los grupos de riesgo, con los sanitarios, dejados a la intemperie, y tras estas puntualizaciones de protesta…

#YOMEQUEDOENCASA

DÍA DE LOS MUERTOS EN MÉXICO- Más allá de la vida

Sabéis que me gusta rebloguear entradas interesantes. Esta es sobre la visión de la muerte en México, con muchos datos que explican porqué se celebra de una determinada forma.

No me gusta quedarme en la superficie, los ritos, sin ir al fondo, lo que realmente representan.

Soy una persona que da mucho valor a las otras dimensiones, las que no conocemos. Me gusta honrar a mis difuntos, mi familia, y tienen su lugar en mi casa siempre.

A veces no me deja rebloguear, este es el caso ahora, pero os pongo la dirección y estoy segura de que aprender os gustará como a mí.

Entrada de ConPdePasaporte

DÍA DE LOS SANTOS, DÍA DE LOS DIFUNTOS… DESDE HOY DIFERENTES

Las costumbres españolas las sabemos todos: Ir a limpiar la tumba de los familiares y poner flores. Antes las flores eran siempre naturales, los cementerios se llenaban de belleza y buen olor. Los bazares chinos han contribuido a que se sustituyan por flores artificiales, porque duran todo el año medianamente decentes y cuestan menos dinero. De los residuos orgánicos a los plásticos, que duran tras ser cambiadas y contaminan. Otra costumbre española es encender una vela o velón en nuestra casa estos días, para dar luz y progreso a nuestros familiares.

En mi familia se arreglan los nichos unos días antes, en más soledad, para hablar con los difuntos tranquilamente. Yo me fumo unos cigarrillos sentada en un banco, mirando el mármol. El día de los Santos no voy, las aglomeraciones de gente no me gustan. En casa enciendo un velón que dure varios días, porque no tengo claro que noche es la de estar encendido. Entre el importado Halloween, la noche anterior al día 1, y que realmente el día de los Difuntos es el 2, yo pienso que la luz ha de entrar a ese día. Durando todos días y acierto seguro.

Un año estaba de mudanza por estos días y no encendí el velón. Ni me acordé y al día siguiente me levanté fatal, toda la noche había estado soñando con muertos. Muchos sueños, muertos desconocidos y todo desagradable. ¡Vaya que si me acuerdo!, no fallo en ponerlo ningún año. Ya es bastante vivir lo que va surgiendo, bueno y malo, como para soñar tan feo.

Habíamos arreglado hace días el nicho, con sus flores. No imaginábamos que el día 1 fallecería la abuela. Con enfermedad de Alzheimer hace años, una grave infección que se hizo septicemia se la ha llevado en un breve ingreso hospitalario. Hoy, día de difuntos, el funeral y la incineración. Cancelamos ir a una cena espectáculo basada en el día de los Muertos de México, que ahora mismo estará empezando. Mañana el entierro en ese nicho que habíamos arreglado sin esperar lo que se acercaba.

El mundo globalizado celebra muchas costumbres a la vez. Nuestra forma española tradicional es la más austera y triste. Cuando un familiar fallece justo en estos días, aunque seamos creyentes y pensemos que, si hay un infierno, está en esta vida, es cuando una se para a pensar.

Me sale la seriedad del norte, que llevo dentro, y prefiero el respeto silencioso de nuestra costumbre en concreto. El velón ha estado y está encendido. Estos días de Santos y Muertos no volverán a ser lo mismo, porque este año han adquirido un significado profundo, han sido lo que realmente conmemoran.

Son días de rememorar el pasado. Este año ha tocado vivirlos en el presente. Hace 3 días dije que se iría el día 1. Hace un rato, sentada en el sofá, he visto asomarse una sombra redonda de color gris claro, sin rostro, por la puerta del salón, desde la oscuridad del pasillo. Cosas de tener una espiritualidad muy grande y ser nieta del animero del pueblo, ver un poquito más allá alguna vez. La muerte no es el final de todo, hay más…

Halloween tiene origen celta, el Día de los Muertos origen precolombino. EL ORIGEN DE HALLOWEEN

Esperad en esa dimensión, seguro algún día nos volveremos a ver

Para cuidarse en el duelo es mejor con ayuda VIVIR LA PÉRDIDA , ACOMPAÑAMIENTO EN EL DUELO